Ensaladas

Ensalada de rábano y zanahoria para una madre lactante


Ingredientes para preparar una ensalada de rábanos y zanahorias para una madre lactante

  1. Rábano negro (pequeño) 1 pieza
  2. Zanahoria (mediana) 2 piezas
  3. Filete de pollo o pavo 200 gramos
  4. Manzana verde 2 piezas
  5. Crema agria casera 100 gramos
  6. 1/4 limón
  7. Sal a tu gusto
  8. Perejil o eneldo verde según lo deseado
  • Ingredientes principales: Redka, Zanahoria
  • Sirviendo 4 porciones
  • Cocina del mundo

Inventario:

Cuenco hondo, tabla de cortar, cuchillo afilado, estufa de cocina, espátula de madera, cubiertos, olla, rallador para zanahorias coreanas, plato para servir o platos para porciones

Hacer ensalada de rábano y zanahoria para una madre lactante:

Paso 1: prepara los ingredientes.

Lavamos el filete de pollo o pavo con agua fría, eliminar la película de la superficie. Tome una sartén, transfiera el filete en una pieza entera y llénelo con agua fría para cubrir la carne, agregue un poco de agua. Llevar a ebullición, reduzca el fuego a medio y cocine hasta que esté cocido. Después de que el filete esté listo, vierta el agua caliente de la sartén, agregue el frío y enfríe. Sacamos del agua y cortar en cubos pequeños en una tabla de cortar. Traslado a un plato de hotel.

Paso 2: prepara el rábano negro para la ensalada.

Pele el rábano, enjuáguelo con agua fría corriente, transfiéralo a un recipiente hondo, llene el rábano con agua fría y déjelo reposar por un tiempo para reducir su olor acre. Puede rallarlo en un rallador para zanahorias coreanas, o puede rallarlo en un rallador grande normal. Poner en un plato aparte. Sal un poco y déjalo por tanto tiempo.

Paso 3: prepara la manzana verde para la ensalada.

Lavamos la manzana verde bajo el agua, la pelamos, cortamos el núcleo y retiramos las colas. Frotamos una manzana en un rallador grueso o cortado en tiras finas en una tabla de cortar. Exprima el jugo de limón con un cuchillo o tenedor y espolvorea manzanas para condimentar y para que las manzanas no se oscurezcan. Pon las manzanas en un plato.

Paso 4: prepara las zanahorias para la ensalada.

Lavamos las zanahorias con agua fría, pelamos y rejilla para zanahorias coreanas (si no tiene ese rallador, puede usar el habitual frotando zanahorias en un rallador grande). Nos cambiamos a un plato separado.

Paso 5: Sirva la ensalada de rábano y zanahoria para la madre lactante.

Combinamos todos los ingredientes preparados en un recipiente aparte, agregamos crema agria casera, agregamos sal si lo desea y mezclamos bien. Extendemos una ensalada preparada de rábano negro y zanahorias en un plato para servir y decoramos con ramitas de eneldo o perejil. Una ensalada muy tierna y fragante está lista para comer. Servir el plato se recomienda enfriado. Buen provecho!

Consejos de recetas:

- - En lugar de crema agria casera, una ensalada de rábano y zanahorias se puede sazonar con yogur natural, esto no cambiará el sabor de la ensalada y seguirá siendo igual de útil y de sabor tierno.

- - La ensalada de rábano no solo es rica en todo tipo de vitaminas útiles, sino que también aumenta la lactancia en una madre lactante.

- - El aceite esencial contenido en el rábano estimula el apetito, mejora la digestión.